¿A qué se puede deber el insomnio?

¿A qué se puede deber el insomnio?

El insomnio es uno de los trastornos más comunes que existen hoy en día. Las razones pueden variar entre cada persona, así como la durabilidad de este problema. Sin embargo, un posible causante de la falta de sueño puede deberse a la larga exposición a la luz azul.

¿Qué tan dañina es la luz azul de estos dispositivos?

¿Sabes a lo que nos referimos? La luz azul es aquella onda electromagnética que se encuentra en el rango de luz visible para el ojo humano. La única fuente natural que genera este tipo de luz es el sol.

Pero claro, no siempre estamos expuestos directa o indirectamente a este tipo de luz natural. Lo más común es que nuestros ojos estén recibiendo radiación de una fuente artificial. Y de estas hay muchísimas rodeándonos cada día.

Con esto nos referimos a todo tipo de dispositivo electrónico que posee una pantalla LCD como mínimo. Tanto teléfonos inteligentes, como ordenadores y televisores son fuentes artificiales de esta luz azul.

Es bastante seria la verdad, tanto es su impacto negativo en el ser humano, ya que una larga y continua exposición puede alterar con mucha facilidad el ciclo del sueño de una persona.

¿O es que acaso no te ha pasado que estás en la calle y te sientes con somnolencia, pero cuando llegas a tu casa ya se te quita? Posiblemente se deba a que antes de irte a dormir, estés expuesto a la luz azul.

Lo más común que hacemos es acostarnos y mirar nuestro teléfono para echar un vistazo a las redes sociales. Claro que no siempre altera el ciclo del sueño, porque depende también del nivel de cansancio de la persona en ese momento.

Sin embargo, este tipo de exposición se va acumulando en el cuerpo y llega un punto donde la alteración es tal, que comience los trastornos del sueño.

¿Esta es la única causa del insomnio?

Desgraciadamente no es la única causa de padecer insomnio, pero sí la más común. Existen otras causas que debes conocerlas a fin de evitarlas lo más que puedas. Entre ellas podemos mencionar:

Consumo de alcohol

Si bien es cierto que el consumo del alcohol te pone en un estado de somnolencia, la realidad es que consumir alcohol afecta de otras formas.

La principal razón es que pese a lo que muchos suelen creer, esta droga no ayuda en nada a descansar bien, más bien hace todo lo contrario. Por ejemplo, si consumes alcohol por las noches, lo más común es que sientas ganas de dormir.

Pero al hacerlo estarás combinando la resaca y el cansancio del día siguiente, lo que te va a provocar seguir durmiendo porque sientes que no has descansado nada. Esto es un grave error, ya que estás alterando tu ciclo de sueño.

La depresión

Este no es un estado para ser tomado a la ligera. Se sabe que la depresión es un detonante para hacer cosas que no están dentro del rango de lo sensato. Lo bueno es que en su mayoría se puede tratar y controlar.

Pero lo que no se puede controlar es evitar tener que padecer de insomnio a causa de estar pensando en cosas que no tienen sentido, cuando deberías estar durmiendo tranquilamente.

La depresión

Mientras tu cerebro esté trabajando en pensar situaciones desastrosas y para nada favorables, te mantendrás despierto por un largo rato hasta que tu cuerpo no soporte el cansancio.

Condiciones médicas y enfermedades

Ya esto se les escapa de las manos a algunas personas, pero de igual manera es una causa de sufrir de insomnio.

Existen problemas, afecciones y enfermedades que contribuyen a que la persona no pueda descansar las 8 horas que se les recomienda por la noche.

 

Entre las causas más comunes asociadas con este punto se encuentran:

  • Ataques de asmas y dificultad para respirar.
  • Alergias nasales.
  • Obesidad.
  • Sensación de impotencia.
  • Alteraciones de la piel.
  • Problemas de hipertensión.
  • Afecciones psicológicas como nerviosismo, preocupación, estrés entre otros problemas similares.

Como verás, hay muchas causas que pueden contribuir a no dormir bien. La gran mayoría de ellos tienen solución, otros no tanto.

Desbalance en el horario de dormir

Después de la causa más común del insomnio (exposición a la luz azul), otra de las causas más comunes es el desbalance o la alteración en el horario de dormir. Es simple pero increíblemente negativo para la persona, además que es fácil de alterar.

Algunos días te acuestas a las 9, otros a las 11 y fines de semana aún más tarde. Puede que a corto plazo no lo veas, pero llegará un punto en donde esta variación en tu ciclo de sueño te va afectar gravemente.

Lo ideal es que tengas una rutina al momento de dormir por las noches.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *